Del santo evangelio según san Mateo (12,46-50)

En aquel tiempo, estaba Jesús hablando a la gente, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera, tratando de hablar con él.

Uno se lo avisó: «Oye, tu madre y tus hermanos están fuera y quieren hablar contigo.»

Pero él contestó al que le avisaba: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?»

Y, señalando con la mano a los discípulos, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de mi Padre del cielo, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.»

Palabra de Dios

Oración

Demos gracias al Señor por su generosidad al incluirnos en su plan de amor.

Te pedimos Padre, que nos des la capacidad de ser coherentes en el seguimiento de tu hijo Jesús, que nuestras palabras sean respaldadas por nuestras acciones, y que vayamos por la vida construyendo este Reino en el que nos has invitado a colaborar y disfrutar.

Amén.

por Carmina Villalobos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *