Del santo evangelio según san Mateo (13,1-9)

Aquel día salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Acudió tanta gente, que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla.

Les habló mucho rato en parábolas: «Salió el sembrador a sembrar. al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero, en cuanto salió el sol. se abrasó, y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos ciento, otros sesenta, otros treinta. El que tenga oídos, que oiga.»

Palabra de Dios

Oración

Señor permítenos ser tierra fértil para Tí y tu Palabra que da vida. Que con ella nuestra vida rinda frutos y nos permita compartirla como alimento del alma de las personas que tenemos a nuestro alrededor. Tú con ella fertilizas nuestro corazón y nos preparas para seguirte y servirte en los demás y sobre todo en aquellos que más necesitan. 

Abre Señor nuestras manos para darnos a los demás sin ningún temor, sabiendo que Tú eres el proveedor de todo. 

Señor no permitas que nos alejemos de Ti ni un segundo, pues sin Ti nos perderíamos. Brindanos Señor tu amor y tu gracia que eso nos basta.

Amén.

por Elizabeth Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *