Del santo evangelio según san Marcos (6,30-34)

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado.

Él les dijo: «Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.»

Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

Palabra de Dios

Oración

Señor mío, solo deseo darte la gracias por tanto amor, por acompañarnos en los momentos de alegría, de tristeza de angustia, de soledad o plenitud; el sabernos escuchados, que te preocupas por cada uno de nosotros, que buscas estar a solas con cada uno, solo eso podrá venir de ti, sentirnos alegres o consolados sin razón alguna, eso sabemos que viene de ti y todo ello es solamente AMOR.

Amén.

por Manuel Irigoyen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *