Del santo evangelio según san Mateo (10,7-15)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «ld y proclamad que el reino de los cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, echad demonios. Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis. No llevéis en la faja oro, plata ni calderilla; ni tampoco alforja para el camino, ni túnica de repuesto, ni sandalias, ni bastón; bien merece el obrero su sustento. Cuando entréis en un pueblo o aldea, averiguad quién hay allí de confianza y quedaos en su casa hasta que os vayáis. Al entrar en una casa, saludad; si la casa se lo merece, la paz que le deseáis vendrá a ella. Si no se lo merece, la paz volverá a vosotros. Si alguno no os recibe o no os escucha, al salir de su casa o del pueblo, sacudid el polvo de los pies. Os aseguro que el día del juicio les será más llevadero a Sodoma y Gomorra que a aquel pueblo.»

Palabra de Dios

Oración

Señor! Te damos gracias por todos los dones que hemos recibido en nuestra vida.

Enséñanos a volver la mirada hacia Tí, hacer silencio en nuestro interior y no distraernos con esos ruidos y esas luces que vienen de fuera confundiendo nuestro diario caminar.

Señor! Que sepamos encontrarte en la profunda sensibilidad de nuestro corazón, en la plena confianza de tu presencia en nuestras vidas.

Y de encontrarte en todas las cosas, en la Obra de tu Creación, en nuestras acciones, en el servicio a los demás, sin esperar nada a cambio, sólo por entrega, por una verdadera alegría.

¡Padre Bueno, acompáñanos con tu Paz y tu Luz en nuestro diario caminar!

Amén.

por Mary Mendez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *