Del santo evangelio según san Mateo (5,43-48)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo” y aborrecerás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto.»

Palabra de Dios

Oración

Padre, te agradezco por la lectura del día de hoy, pues sigue resonando dentro de mi ser el que a toda mujer y hombre que pise esta tierra debo amar, sin rencores y sin motivos para negarles mi amor, pues si quiero ser extraordinario como tu hijo Jesús y vivir en plenitud en el amor, debo aprender a comprender las diversas situaciones que cada quien vive y que por ello son como son; dame la sabiduría para poder apoyarlos y guiarlos por el buen camino para que no perjudiquen a nadie.
Te agradezco nuevamente por esta enseñanza de humildad y trascendencia que nos compartes, pues quiero, como nos pide Jesús, ser perfecto como Tú, Padre mío.

Amén.

por Marco Chapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *