Del santo evangelio según san Marcos (12,38-44)

En aquel tiempo, entre lo que enseñaba Jesús a la gente, dijo: «¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en la plaza, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas, con pretexto de largos rezos. Éstos recibirán una sentencia más rigurosa.»

Estando Jesús sentado enfrente del arca de las ofrendas, observaba a la gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales.

Llamando a sus discípulos, les dijo: «Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.»

Palabra de Dios

Oración

Amado Padre, gracias por la  nueva oportunidad que nos das el día de hoy para amar.  Te pedimos nos des esa sencillez y humildad para que nuestro prójimo vea reflejado tu rostro en nuestras vidas.

Ayúdanos a ser desprendidos, que podamos compartir el pan con nuestros hermanos más necesitados.

Amén.

por Horacio Porras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *