Del santo evangelio según san Juan 12, 24-26

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Yo les aseguro
que si el grano de trigo sembrado en la tierra, no muere, queda infecundo; pero si muere, producirá mucho fruto. El que se ama a sí mismo, se pierde; el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se asegura para la vida eterna.
El que quiera servirme que me siga, para que donde yo esté, también esté mi servidor. El que me sirve será honrado por mi Padre”.

Palabra de Dios

Oración

¿Morir a mi mismo?,¿en este mundo tan ausente de Ti, mi Señor Padre Eterno?,
¿En este mundo donde vivimos ensimismados imposibilitados para lograr un espíritu de salida?
¿Cómo morir a mi mismo para darme?
Te rogamos infundas en nosotros las gracias del Espíritu Santo para desprendernos de tantos apegos, para vaciarnos completamente, sentirte y sentir ese vacío que solo Tú llenas con tu hermosa presencia y con tu infinito amor.

Permítenos morir a nosotros para experimentar vivir en Tí y ser testimonio de amor a los demás.Gracias Padre.

Amén.

por Martha Rocha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *