Del santo evangelio según san Juan (20,19-23)

AL anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:
«Paz a vosotros».
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:
«Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo».
Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:
«Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».

Palabra de Dios

Oración

Amado Padre, gracias por tu misericordia que nos ofreces y das cuando así te lo permitimos. Te pedimos que no dejes que nos llegue la noche en nuestras tribulaciones, resucita nuestros corazones y danos esa paz que no da el mundo. Danos ese soplo para recibir al Espíritu Santo y sé nuestro guía para que podamos vivir la vida con alegría y en tus caminos.

Amén.

por Horacio Porras 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *