Del santo evangelio según san Juan (16,5-11)

EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Ahora me voy al que me envió, y ninguno de vosotros me pregunta: “¿Adónde vas?”. Sino que, por haberos dicho esto, la tristeza os ha llenado el corazón. Sin embargo, os digo es la verdad: os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito. En cambio, si me voy, os lo enviaré.
Y cuando venga, dejará convicto al mundo acerca de un pecado, de una justicia y de una condena. De un pecado, porque no creen en mí; de una justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis; de una condena, porque el príncipe de este mundo está condenado».

Palabra de Dios

Oración

Señor, muchas gracias por enviarnos tu Espíritu, gracias porque esa promesa que nos hiciste al partir es la misma que nos da esperanza cada día.
Gracias porque tu presencia en nuestro corazón nos ayuda a comprender el camino.
Ayúdanos a mejor preguntarte ¿a dónde te seguimos?, en vez de decirte ¿a dónde vas? Ayúdanos a ser unos humildes seguidores tuyos para gozar de tu amor y misericordia.

Amén.

por Anna Laura Mendoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *