Del santo evangelio según san Mateo (6,7-15)
Maestro, enséñanos a orar

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Cuando recéis, no uséis muchas palabras, como los gentiles, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes de que lo pidáis. Vosotros orad así:
“Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino,
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo,
danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal”.
Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, también os perdonará vuestro Padre celestial, pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas».

Palabra de Dios.

Oración

Jesús, ¿Cómo debemos orar? Esa pregunta ya la contestaste:

Dirígete a Dios como un Padre, sin demasiadas palabras, pero con un corazón sincero y arrepentido, pues Él sabe lo que nos hace falta, aún antes de que se lo pidamos.

Que en este inicio de Cuaresma, tiempo de oración y conversión, recemos desde el fondo de nuestro corazón como el niño que se refugia en la confianza del amor de su padre.

Practiquemos pues el servicio, la misericordia y el perdón con nuestros hermanos, más en este desierto de pandemia, encomendándonos siempre a nuestro Padre.

Amén.

por Gaby Alvarado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *